Entrada destacada

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice 1. P...

Estudiantes de La Plata

1 y 57
El club Estudiantes fue fundado en 1905 por un grupo de socios de Gimnasia y Esgrima descontentos pues los "Mens Sana" habían abandonado la práctica del fútbol. En 1907 el gobierno de la provincia de Buenos Aires le cedió un predio dentro del bosque de la ciudad, a lo largo de la avenida n.1 entre las calles n. 55 y n. 57, donde estableció su campo de juego.
Croquis de ubicación del estadio de Estudiantes.
El predio se inauguró el 25 de diciembre de 1907 con una fiesta popular que incluyó espectáculos musicales y proyección de películas. En 1911 Estudiantes obtuvo el torneo de Intermedia y el ascenso a la 1ª división de la Asociación Argentina de Football.
Equipo de Estudiantes de La Plata que obtuvo el ascenso a 1ª división (14 de noviembre de 1911).
En ese mismo año (1911) construyó una importante tribuna techada en su campo de 1 y 57.
Tribuna oficial (circa 1911).
Construcción de la tribuna techada de Estudiantes de La Plata (circa 1911)
En 1912 comenzó a jugar el campeonato de 1ª división de la Asociación Argentina de Football.
Primer partido (1ª división Asociación): 19 de mayo de 1912. Estudiantes 1 - Estudiantes Bs. As. 2.

Sin embargo, este partido fue anulado pues Estudiantes promovió una escisión junto a Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires y Porteño, que dio origen a la Federación Argentina de Football (no reconocida por FIFA).
Anuncio del diario El Día (13 de julio de 1912).
Primer partido (1ª división Federación): 14 de julio de 1912. Estudiantes 2 - Atlanta 1.
Vista del campo de juego (circa 1913).
Tribuna oficial (circa 1913).
En 1913 Estudiantes obtuvo el título de la Federación, su único campeonato de 1ª división de la etapa amateur.
Casa de Gobierno. Al fondo el Colegio Nacional y la tribuna de Estudiantes (circa 1916).
Vista del estadio desde la calle 55 hacia la calle 57 (circa 1924).
Tribuna oficial con homenaje a Uruguay, campeón olímpico de fútbol en 1924. En el centro están las banderas argentina y uruguaya y en los extremos las banderas de Estudiantes y Gimnasia.
Vista general del predio de Estudiantes de La Plata (circa 1930).
Construcción bajo tribuna de la calle 55 (circa 1929)
Vista aérea del estadio de Estudiantes de La Plata (circa 1930).

Plantel del primer equipo frente a la tribuna de la calle 55 (circa 1930).
Tribuna oficial (circa 1930).
Vista del estadio desde la calle 55 hacia la calle 57 (circa 1930).
Entrada de Av. 1 y 55 (circa 1933).
Vista de la tribuna sobre la Av. n. 1 (circa 1932).
Último partido (amateur): 12 de abril de 1931. Estudiantes 4 - Colegiales 0.
Primer partido (profesional): 31 de mayo de 1931. Estudiantes 3 - Talleres (Escalada) 0.
Estudiantes 4-1 Boca Juniors (27 de diciembre de 1931). Al fondo la tribuna oficial.

Estudiantes 6 - 1 Gimnasia (13 de marzo de 1932). Al fondo la tribuna oficial.
Equipo campeón de 2ª división en 1935 frente a la tribuna oficial.
Con la llegada del profesionalismo el estadio fue ampliado hasta llegar a una capacidad de 28.000 espectadores. Se incorporaron además una pileta de natación, y canchas de handball y tenis.
Instalaciones de Estudiantes (circa 1930). En el extremo derecho se aprecia el techo de la tribuna oficial.
Buffet y pista de patinaje ubicados en diagonal frente a la tribuna oficial (circa 1930)
Pileta de natación detrás de la tribuna oficial (circa 1930).
Pileta de natación detrás de la tribuna oficial (circa 1930).
El siguiente video muestra las instalaciones que poseía Estudiantes en 1930 y recupera imágenes de un partido en el estadio.
video
Vista de la tribuna oficial (circa 1930).
El 16 de noviembre de 1937 se inauguró un moderno sistema de iluminación artificial instalado en 7 grandes torres metálicas, 4 sobre el Bosque y 3 sobre la Avenida n. 1.
Vista aérea de la cancha de Estudiantes con torres de iluminación (circa 1940).
Construcción de la Escuela Industrial en 1937. Foto tomada desde el codo de 1 y 57.
Ampliación del Departamento de Policía. Al fondo la tribuna techada de Estudiantes (circa 1940).
Para inaugurar la iluminación, se disputó un partido amistoso con Peñarol de Montevideo.
Afiche que promocionaba la nueva iluminación (circa noviembre de 1937)
Estudiantes - Boca Juniors (circa 1940). Nótese una de las torres de iluminación junto a la tribuna oficial.
Estudiantes 3 - Huracán 1 (24 de septiembre de 1944). También se ven dos torres de iluminación.
Al fondo la tribuna sobre la calle 57, sin árboles (24 de septiembre de 1944).
Entre 1952 y 1955 la ciudad de La Plata cambió su nombre por el de Eva Perón. Durante esos 3 años el club pasó a llamarse Estudiantes de Eva Perón. Con ese nombre descendió a 1ª división B en 1953 y regresó a 1ª división A en 1955.
Tapa de El Gráfico que menciona a Estudiantes de Eva Perón (circa 1953).
Facsímil de una carta de 1952 cuyo membrete tuvo que ser adecuado al cambio de nombre. Imagen aportada por @alfremontes

A mediados de la década del '40 se remodeló la tribuna oficial para dotarla de una mejor visibilidad.
Tribuna oficial remodelada (circa 1945).
Tribuna oficial (circa 1945).
Tribuna oficial (circa 1950).
Tribuna oficial (circa 1954).
Vista de la tribuna oficial desde la cabecera de la calle 57 (circa 1950)
El 2 de octubre de 1960 un incendio acabó con esta vieja tribuna techada. Fue reemplazada por una nueva tribuna techada de cemento.
Tribuna oficial (circa 1965).
Tribuna oficial (circa 1970).
Tribuna oficial (circa 2000).
Esta fue la única modificación relevante del estadio, que alcanzó así su configuración definitiva.
Vista del estadio desde el Bosque hacia la ciudad (circa 1970). Foto aportada por @FotosPinchas.
Vista aérea (circa 2000).
Con esta configuración de tribunas, Estudiantes obtuvo sus primeros títulos en el profesionalismo. En 1967 ganó el Campeonato Metropolitano, el primer equipo fuera de los "5 grandes" en obtener un título profesional. En 1982 volvió a ganar el Metropolitano y en 1983 se consagró en el Nacional.
Osvaldo Zubeldía, técnico del multicampeón de los '60. Nótese la platea baja detrás del arco de la calle 55.
El siguiente video, filmado el 8 de octubre de 1967 en ocasión del partido con Chaco For Ever por el campeonato Nacional, provee la oportunidad de ver el aspecto del estadio en aquella época.
video
En 1967 Estudiantes obtuvo el sub-campeonato en el torneo Nacional (finalizó invicto). Accedió así a la Copa Libertadores que obtuvo en tres ocasiones consecutivas (1968, 1969 y 1970), el primer equipo en lograrlo. El breve video que sigue, muestra un entrenamiento en 1968 que permite apreciar el aspecto del estadio en aquella época.
video
A fines de los años '60 se reservó parte de la tribuna sobre la Av. 1 para platea. La modificación exigió retirar la columna de iluminación que desde 1937 estaba a la altura de la mitad del campo.
Raúl Madero y Carlos Bilardo (ambos médicos) posan en la tribuna sobre la Av. 1 antes de que este tramo fuera reservado para platea (circa 1967). Foto de @Centrojas.
Platea sobre la tribuna de la Avenida 1 (circa 2000).
Tribuna cabecera visitante sobre la calle 57, con árboles (circa 2000).
Tribuna oficial y cabecera visitante sobre la calle 57 (circa 2000).
Tribuna cabecera local sobre la calle 55 (circa 2000).
En 2002 comenzó a constuirse una tribuna de cemento armado detrás de las cabecera de la calle 55 que siempre ocupaba la parcialidad local (sin necesidad de desarmar la vieja tribuna). Sin embargo, las obras debieron suspenderse por un litigio con las autoridades municipales que no se resolvió hasta 2006.
Vista aérea (circa 2002). Detrás de la cabecera de la calle 55 se construía otra tribuna.
El último partido en el viejo estadio se disputó en agosto de 2005. Luego el estadio fue clausurado.
Último partido (torneo Apertura): 28 de agosto de 2005. Estudiantes 1 - Gimnasia y Esgrima LP 0.
Vista áerea antes del desmantelamiento del estadio (circa (2005). Arriba, al fondo, el estadio de Gimnasia.
Entre julio y agosto de 2007 se desmontaron las tribunas de tablones y demolió la platea oficial.
Tribuna cabecera de la calle 57 sin tablones (circa 2007).
Desmontaje del estadio de Estudiantes (circa 2007).
Demolición de la tribuna oficial (circa 2007).
En 2008 se ratificó un acuerdo con la Municipalidad para construir el nuevo estadio. Sin embargo, los trabajos volvieron a verse afectados por diferencias con organizaciones ambientales que obtuvieron un amparo judicial. Finalmente, en junio de 2011 se alcanzó un acuerdo que permitió reanudar definitivamente la construcción.
Nuevo estadio en construcción (circa 2013). Nótese al fondo el estadio de Gimnasia.
Construcción del nuevo estadio de Estudiantes (circa 2013).
El nuevo estadio se denominará "Tierra de Campeones", tendrá una capacidad cercana a los 25.000 espectadores y podría estar listo a mediados de 2017. Este video, filmado desde un "drone" el 22 de agosto de 2014, muestra el estado de las obras.

Vista desde el Bosque (circa septiembre de 2015).
Proyecto del estadio de Estudiantes de La Plata (circa 2015).
Tribuna oficial (proyecto).
Vista desde la calle 57 (proyecto).
Vista desde la Avenida 1 (proyecto).
Vista desde la calle 55 (proyecto).
Codo de la calle 55 (proyecto).
Vista desde el Bosque (proyecto).

A fines de 1934, la redacción de la revista Caras y Caretas encomendó a Emilio Dudeló una serie de artículos sobre los orígenes de los 14 equipos de fútbol que ese año completaron el torneo de la Liga Argentina. Cabe notar que, en aquel tiempo, la mayoría de los clubes tenía menos de 30 años de antigüedad y varios de sus fundadores fueron entrevistados. No fue una tarea de investigación (hay datos errados), sino de compilación de lo que hasta ese momento sólo eran anécdotas que se transmitían por tradición oral. Con el tiempo, estos artículos se convirtieron en documentos esenciales que ayudaron a preservar la rica historia del fútbol en la Argentina.

Se transcribe a continuación el artículo completo correspondiente al Club Estudiantes de la Plata:
En este link podés descargar el PDF delartículo original con fotos.

El club Estudiantes de La Plata es una de las grandes instituciones deportivas del país.

En compañía de un viejo socio fundador. Recorriendo las calles de La Plata. Recuerdos del pasado evocados por nuestro cicerone. Donde hoy está la Facultad de Química y Farmacia. Lo que fue el cuartel del 7 de Infantería. Un vestuario en una estación de tranvías. El viejo velódromo de La Plata. Recuerdos y realidades.

Los clubs de fútbol tienen su historia
ALGUIEN habrá creído, sin duda, asistiendo a la extraordinaria reunión de público de los grandes partidos de fútbol, que esa concurrencia que se agita y palpita de entusiasmo, en los encuentros entre cuadros adversarios de dos clubs, es un público indiferente a todo lo que no sea la materialidad del juego, pero no es así; ese público no se limita a demostrar su entusiasmo desde la gradería del estadio, en los días de partido; esa "hinchada" vive y palpita durante los trescientos sesenta y cinco días del año, de acuerdo con las alternativas del club de su predilección y la escarapela que llevan en el ojal de la solapa los hombres, o las insignias que lleva bordadas en el bolsillo de la blusa más de una "hincha" del bello sexo, no son sino una lágrima de angustia o de emoción, que se asoma a la ropa, pues dentro del alma de cada uno de estos intransigentes partidarios está bien prendida la vida y milagros de cada uno de los jugadores y se guarda como reliquia su "performance" y la historia deportiva de su club. Por eso, la extraordinaria "hinchada" de los grandes clubs de fútbol como Boca, Independiente, San Lorenzo de Almagro, Racing y River Plate han recibido con tanto entusiasmo estas crónicas semanales en las que vamos haciendo la historia anecdótica de cada una de las instituciones deportivas que deben al popular deporte su actual situación. Después de haber narrado la curiosa gestación de esos clubs con que hemos iniciado esta serie de notas deportivas, que hemos de seguir, haciendo la pintoresca historia de todos los importantes clubs que aún restan, habremos dejado revelado el gran misterio de la vida y desarrollo de estas instituciones futbolísticas que tan ligadas han vivido al desenvolvimiento del deporte nacional. Tócanos en turno, para la nota de hoy, la simpática entidad de La Plata, Club Atlético Estudiantes, que es, sin disputa, una de las grandes instituciones deportivas del país, que hacen honor no sólo a la capital de la Provincia, en la que tiene su oficial residencia, sino al deporte nacional. Sin las complicaciones ni azarosa existencia de otros clubs de fútbol de la Capital, la vida de Estudiantes de La Plata, como se le llama a este club generalmente, es pintoresca y llena de interesantes alternativas. No es fácil reconstruir fielmente su historia anecdótica, pues sus viejos socios viven alejados hoy del club, y por razones de labor personal, en su mayoría, alejados también de La Plata, pero no nos ha faltado el entusiasta cicerone que, frescos aun en la memoria los recuerdos de los primeros años del querido club estudiantil, nos haya llevado de la mano por lo que podríamos llamar la cuna del Club Atlético Estudiantes.

Donde hoy está la Facultad de Química y Farmacia
DESPUÉS del monótono viaje, llegamos a la capital de la Provincia. —Todo ha progresado en estos últimos treinta años— nos dice el viejo fundador del club que nos acompaña. —El Club Estudiantes de La Plata, que hace treinta años naciera tan pobremente, tiene hoy cerca de medio millón de pesos entre terrenos, instalaciones y capital social... Después de recorrer varias hermosas calles, nuestro cicerone detiene su paso frente a la entrada de la Facultad de Química y Farmacia. — Aquí — nos dice — nació nuestro club. Esto era un terreno baldío, y aquí donde hoy se han edificado estos grandes pabellones, no había más que un pastito, sobre el que hacíamos "sonar a patadas" la pelota, practicando con verdadero entusiasmo el popular deporte. Todos los que aquí nos reuníamos éramos estudiantes, y en su mayoría los que jugábamos más eficazmente y con mayor dedicación, robándole horas al sueño, al estudio y a toda otra diversión, éramos socios del Club de Gimnasia y Esgrima, que por aquel entonces no daba mayor importancia al fútbol, con gran indignación nuestra que creíamos que nada había más serio que este juego. Cansados de reclamar de las autoridades de aquel club atención para nuestro deporte preferido y sin lograr que se nos comprara, no ya la ropa y equipo, ni aun siquiera la pelota reglamentaria, para realizar encuentros con otras instituciones y mantener nuestro prestigio en los encuentros de la Asociación, una tarde, parece que lo estoy viendo, nos juntamos bajo unos árboles que había más o menos donde hoy está esa casa, y resolvimos fundar otro club. ¿Con qué? No teníamos ni un centavo, pero teníamos en cambio juventud, entusiasmo y voluntad, y la idea, que no recuerdo bien si partió de los hermanos Isla o de Félix Díaz, fue recibida con grandes demostraciones de alegría, precursoras, por lo espontáneas, del éxito que tendría la temeraria empresa. Félix Díaz tenía en la calle 7 — y nuestro cicerone nos lleva a una esquina de la hoy populosa y bella avenida platense, que la cruza de un extremo a otro, — justamente aquí, al llegar a la cuadra comprendida entre 57 y 58, una zapatería, que hoy ya no existe, pero que sirvió para que la noche del 4 de agosto de 1905 nos reuniéramos los veinte fundadores de nuestro querido club, a la luz de un mechero de gas, y redactáramos la "noticia bomba" que al día siguiente publicaron los diarios y en la que anunciábamos la escisión y la fundación de la nueva entidad atlética. — ¿Recuerda usted quiénes estuvieron en aquella reunión? — le preguntamos. —Me parece estarlos viendo. Mire usted, apunte: Sentados sobre sillas, bancos y cajones rodeábamos a M. F. Moreda, que era el más activo y el de más "arrastre" de nosotros y al que por eso habíamos elegido "presidente provisorio"; Carlos y Jorge Isla, Ricardo Sancet, Antonio Ferreiroa y su hermano Saúl, Alejandro Fernández y su hermano Emilio, David Ramsay, Jorge Contreras, Raúl Salas, Antonio Monzo, Ismael Shedden, liberto Vignart, Hugo E. Ferrando, Carlos Sagastume, Horacio Tolosa, Félix Díaz, Joaquín Sese, y Alfredo M. Lartigue, que hizo de secretario y escribió de su puño y letra el acta de fundación en el libro número que aún se conserva en el club. Ese mismo día, es decir esa misma noche, resolvimos realizar la elección formal de primer presidente de la institución, y por unanimidad obtuvo mayoría de votos un compañero ausente en ese momento de la asamblea, pero a quien sabíamos entusiasta deportista y joven activo y muy relacionado en las esferas oficiales a las que queríamos sacar una subvención de unos doscientos pesos mensuales. Era éste Miguel Gutiérrez, y tan acertada estuvo la designación, que no tardó mucho el club en recibir del Gobierno de la Provincia esa pequeña ayuda, y además el más decidido apoyo por nuestra iniciativa. Nuestro cicerone, que parece revivir en aquellos momentos las horas agitadas de la primera sesión constituyente, podríamos decir, de la deportiva institución, agrega: — Esa misma noche fue bautizado el club. No hubo nada que discutir, ni dudó nadie sobre el nombre "glorioso" que en adelante debíamos defender. Éramos todos los allí reunidos estudiantes, y la sola insinuación de que ése debía ser el nombre del club, fue recibida con franca aprobación por los veinte fundadores. Salimos de aquella reunión aclarando el día y no pudimos contenernos. Era necesario que nuestro presidente Miguel Gutiérrez, se despertase con tan grata nueva, y a su casa fuimos. Medio dormido, escuchó el relato de la primera asamblea y, medio dormido también, pues creía soñar, recibió la noticia de su unánime designación para el cargo de presidente del Club Atlético Estudiantes. La aceptó y ofreció inmediatamente su casa, que era en la calle 53 número 470 para que se realizara la primera reunión de la comisión directiva, que quedó constituida, de acuerdo con la mayoría de votos, así: presidente, el nombrado; vicepresidente, M. Florentino Moreda; tesorero, Pedro E. Monso, y secretario, Ricardo González Arsac.

Los colores del uniforme nos dan un disgusto

PASÓ algún tiempo sin que nos reuniéramos nuevamente, dedicándonos todos con verdadero entusiasmo a la "conscripción" de socios, pues era necesario asegurar la vida financiera de la institución. Más o menos a fines de 1905, teníamos ya más de un centenar de socios activos, que religiosamente pagaban su cuota de un peso, con lo que nos dimos el lujo de alquilar una oficina, comprar unos muebles y adquirir las primeras blusas con los colores del club, que en la asamblea del 26 de febrero de 1906 quedó resuelto fueran los mismos del English High School del que éramos alumnos la mayoría. La idea de aquellos colores fue de Tomás I. Schedden que, como hijo de ingleses y alumno como nosotros de aquel colegio, conservaba cariño a las franjas rojas y blancas con que jugaban los equipos británicos del colegio, pero como más tarde surgió de aquellos equipos seleccionados el viejo club Alumni, que se inscribió en la Asociación Argentina de Football, con los que habían sido siempre sus colores, al irnos a inscribir nosotros, se nos rechazó el uniforme, pues en esa época ya no se permitía que dos clubs afiliados tuvieran los mismos colores en sus camisetas; y después de hacer el gasto tuvimos que comprar nuevas blusas, sin sacrificar los colores, pero haciendo anchas las franjas, para diferenciarnos de Alumni, que las tenía delgadas. Lo que hoy sería un simple incidente sin importancia, fue para nuestro incipiente club toda una tragedia, pues las camisetas no eran baratas y nuestro estado financiero era poco floreciente, y el estado financiero de nuestros jugadores que debían pagarse el equipo, menos floreciente aún. Alguien, no recuerdo quién, salvó el mal y costeó de su bolsillo los nuevos uniformes, y así pudimos inscribimos.

Donde hoy está el Regimiento 7 de Infantería

RECORREMOS varias calles amplias, bordeadas de hermosos edificios y nos detenemos, porque una marcha militar llama nuestra atención. Suena un clarín... Del asta que corona la entrada de un cuartel que tenemos frente a nosotros, baja la enseña patria. Es la hora de la oración. Nos hemos detenido frente al cuartel del Regimiento 7 de Infantería en el momento en que al ponerse el sol, se arría la bandera nacional. — ¿Qué hacemos aquí? — preguntamos, y el viejo cicerone, sin ocultar su emoción reanuda sus recuerdos. — Aquí... aquí, donde están hoy estos pabellones en que se aloja el 7 de Infantería, estuvo el primer campo de deportes que tuvo oficialmente el Club Atlético Estudiantes. Don Juan Rettanti, propietario en aquel entonces de estos terrenos, nos cedió el campo necesario y aquí instalamos nuestra primera cancha. Gira sobre sus talones nuestro cicerone y nos señala la antigua y ya vieja estación de tranvías, próxima a los cuarteles. — Allí, en esa estación de tranvías, se vestían los jugadores. Ese, o mejor dicho, en esos galpones, teníamos nuestro primer vestuario. Luego arrendamos una casita, que ya no existe, en aquella cuadra, y en ella guardábamos los uniformes y elementos de juego. ¡Tiempos inolvidables aquellos! Tiempos en los que se hacía el deporte por el deporte mismo sin que mezquinos intereses subalternizaran el juego, ni apasionaran a los jugadores.

Lo que fue el viejo velódromo
NUEVAMENTE en marcha, llegamos a las actuales instalaciones del club en la calle 1 y 115 entre 54 y 57. — Aquí — nos dice el cicerone, — donde actualmente se levanta el grandioso y confortable estadio de nuestro club, estaba el viejo velódromo de La Plata. Fue ardua la tarea de desmontar, nivelar, rellenar y aplanar los virajes de la pista del velódromo hasta lograr unir todo en un mismo plano a fuerza de panes de césped. Estos trabajos fueron dirigidos personalmente por el entonces presidente ingeniero Nazario Robert, secundado eficazmente por los señores Pascual Lartigue y sus hijos Carlos J. y Alfredo M., quienes trabajaron aproximadamente un año en el arreglo de esta fracción de tierra, que cedió al Club Atlético Estudiantes el gobierno de la Provincia. Mientras tanto nuestras actividades futbolísticas no desmayaban y nuestros jugadores Raúl Sussini, Alfredo Emparan, Pedro Mermoz, Teófilo Henault, Luis Jorge Hirschi, Honorio Tolosa, Carlos A. Isla, Tomás I. Shedden jugaron por el Club Porteño (B. Aires) con los jugadores bonaerenses Juan J. Rithner, Apraiz, Ferraresi, Gutiérrez, Lethwitcht, etc., con brillantísima actuación jugando los finales de campeonato y competencia de 2ª división hasta que en 1910 fue vencido por Racing al disputarse el campeonato de competencia de 2ª división extra por 1 gol a 0, gol hecho en los últimos momentos por Racing gracias a un penal, concedido por el referee Victorino Paulsen, al que todo el periodismo y los aficionados criticaron. La carrera deportiva de Estudiantes la confirmó en 1911 con su brillante cuadro que conquistó el ascenso a 1ª división en un memorable partido contra Independiente, al que ganó por 3 a 0. Publicamos en estas páginas la fotografía del célebre equipo: J. Loma (linesman), Eduardo Ferreiroa, Ricardo González Bonolino, Héctor Isla, Clemente Elissamburu, Carlos Galup Lanús, Ovidio Duarte, Jorge L. Hirschi, Óscar Hirschi, Raúl Díaz, Carlos Alfredo Isla y Ludovico Pastor. En 1912 inició su campaña de primera división venciendo a Porteño, San Isidro, Quilmes y Belgrano. — Jugando en esta cancha — nos dice nuestro cicerone, — con el viejo y ya desaparecido club Estudiantes Porteños se produjo un desorden a causa de la actuación absolutamente parcial del referee Héctor Alfano, que motivó la clausura temporal de nuestro "field", por resolución del Consejo Superior de la Liga, lo que unido a otra serie de hechos que demostraban la mala voluntad que nos tenía la Liga, determinó nuestra desafiliación de la Asociación Argentina de Football, el 14 de junio de 1912, y nuestro ingreso en la Federación Argentina, entidad que acababa de crearse. De aquel entonces aquí la historia deportiva del Club Atlético Estudiantes de La Plata es una sucesión de éxitos. lo ha colocado en uno de los más destacados lugares del "marcador" realizando recientemente partidos en los que ha demostrado que en las filas de sus jugadores hay hombres que defienden con maestría los colores del club.

Nombres y números
No queremos cerrar esta breve reseña histórica de tan simpática institución, sin recordar que fueron los primeros presidentes del club, después de Miguel Gutiérrez, Ernesto Larrain, Nazario Robert, bajo cuya presidencia en 1906 se aprobaron los estatutos hechos por los socios Moreda y Lartigue; Carlos Lartigue, bajo cuya presidencia se ampliaron y modificaron los estatutos, y el doctor Silvestre Oliva. No es posible dejar de recordar la acción benefactora para esta gran institución de tres socios protectores, el último de los nombrados como presidente, Horacio J. Segovia y Esteban García Rams; ni podríamos dejar de consignar tampoco el nombre de Luis Jorge Hirschi, dirigente que dio a este club la orientación actual y lo colocó como institución deportiva a la cabeza de sus similares en el país. Hoy es el Club Atlético Estudiantes una entidad de más de seis mil socios, con una serie de actividades en el deporte en todas las cuales destaca siempre el valor de sus jugadores y con un prestigio social que arraiga su popularidad en todas las esferas de La Plata, dándose el caso curioso de que en las gradas del hermoso estadio siempre es la mujer platense la que más alienta con su entusiasmo a sus jugadores, prestigiando con su presencia las grandes reuniones deportivas del club.§

5 comentarios:

  1. excelente y original idea,trabajo realizado con mucha seriedad y minuciosidad que nos devuelve a los viejos futboleros la nostalgia de los tiempos idos y en el caso del pincha los recuerdos de tantas hazañas consagratorias.felicitaciones.

    ernesto - la plata.

    ResponderEliminar
  2. Excelente todo el material. Soy de River pero me atrapó todo lo expuesto. ¿Alguna imagen del estadio de Huracan en Chiclana y Av. La Plata o del de River en la Boca? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podés ver la cancha de River en la Dársena Sur de La Boca en el siguiente link:
      http://viejosestadios.blogspot.com.ar/p/darsena-sur.html

      Eliminar
  3. Hola muy buena informacion, se nota la diferencia entre el viejo estadio y el nuevo e imponente estadio.Con respecto a la capacidad s bien figura para 25mil pero eso serian todos sentados, en realidad el estadio rondaria unos 35mil y asta un poco mas, porque en las cabeceras estan parados en 55 por ejemplo popular local entrarian unos 13mil y en 57 popular visitante unos 11mil, en la platea de 115 unos 8mil sentados, a esto hbria que sumarle unos 4mil a 5mil entre palcos y codos.Hay que tener en cuenta que en los datos oficiales te muestaran las cifras ideal, con todas las comodidades pero en la practica siempre se termina pasando de esa cantidad.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Espectacular la informacion y las fotos, y aca podemos ver la mentira de las ongs corruptas, el estadio hace 30 años llego a estar habilitado para 28.000 personas. Uno de los argumentos era la cantidad de gente que podia asistir al bosque, y encima los accesos son un 80% por avenida uno, tanto por 1 y 55 o 1 y 57. En cuanto a la capacidad actual es de 25.000 sentados, pero en el acuerdo judicial esta establecido no pasar los 30.000, en ese caso se tendra que jugar en el ciudad de la plata.

    ResponderEliminar

Si tenés fotografías que te gustaría subir a este blog, mandalas por Twitter a @ViejosEstadios