Entrada destacada

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice 1. P...

Argentinos Juniors

Médanos y Boyacá
Argentinos Jrs. fue fundado el 15 de agosto de 1904. El siguiente cuadro resume los humildes orígenes de este club.
Terrenos usados por Argentinos Jrs en sus orígenes.
En 1909 comenzó a jugar en la 3ª división de la Argentine Football Association. En 1912 acompañó la escisión de la Federación Argentina de Football, en donde militó en su división Intermedia (en la que disputó el ascenso a 1ª división).
Porteño 8 - Argentinos Jrs 1. Concurso por Eliminación de la FAF  (3 de mayo de 1914).
Foto aportada por Diego Lombardi.
En 1913 Argentinos Jrs. mudó su campo de juego a la intersección de las calles Fraga y Estomba del barrio porteño de Villa Ortúzar, predio que luego fue usado en la década del '30 por el club Colegiales y en la del '40 por el club Almagro.
Ubicación de la cancha de Argentinos Jrs entre 1913 y 1924.
Un vitral en la estación Tronador del Subte B que circula debajo de la Av. Triunvirato, recuerda hoy aquella cancha  ya desaparecida.
Vitral de la cancha de 3 equipos. Estación Tronador - Subte B. (circa 2014).
Al re-unificarse la entidades rectoras del fútbol en la temporada de 1915, Argentinos Juniors pasó a militar en la división Intermedia de la Asociación Argentina de Footbal (AAF).
Primer equipo de Argentinos Jrs (circa 1917). En sus inicios usaba camiseta verdiblanca.
Al volver a escindirse el fútbol en 1919, Argentinos permaneció en la Asociación Argentina de Football. En 1920 perdió la final por el ascenso a 1ª división con El Porvenir. Sin embargo, en 1921 obtuvo el ansiado ascenso al ocupar el 5ª puesto en el torneo de Intermedia Extra (que otorgaba 5 promociones al círculo superior).
Una de las formaciones de Argentinos Jrs. que obtuvo el ascenso a 1ª división (circa 1921).
Entre 1925 y 1937 Argentinos Jrs contó con un estadio para 10.000 espectadores en un terreno que pertenecía al Ferrocarril del Pacífico en la intersección de la Av. San Martín y la calle Punta Arenas.
Plano de La Paternal en 1935 en el que se indica la ubicación del estadio de Argentinos Jrs. También se resaltó el solar que el club ocupó a partir de 1940.
Estadio de Argentinos Jrs. en San Martín y Punta Arenas (circa 1930)
Vista aérea de la cancha de Argentinos Juniors en Av. San Martín y Punta Arenas (circa 1925).
Primer partido (inaugural): 26 de julio de 1925. Argentinos Jrs. 4 - Huracán 3.
Vista aérea desde la calle Punta Arenas a lo largo de la Av. San Martín (circa 1932). Fotografía aportada por Diego Lombardi.
Argentinos Juniors jugó en esta cancha durante la transición del amateurismo al profesionalismo.
Último partido (amateur): 29 de marzo de 1931. Argentinos Jrs. 2 - Argentino de Quilmes 1.
Primer partido (profesional): 6 de abril de 1931. Argentinos Jrs. 1 - Independiente 1.

Tribuna sobre la Av. San Martín (circa 1932).
Último partido (en Av. San Martín): 17 de mayo de 1936. Argentinos Jrs. 1 - River Plate 5.
Vista desde la calle Punta Arenas de un partido en el estadio de Av. San Martín (circa 1930). Fotografía aportada por Diego Lombardi.
Equipo de Argentinos frente a la cabecera de la calle Punta Arenas (circa 1929).
En el torneo de 1937 se puso en práctica por primera vez un sistema de descensos y ascensos de categoría. Argentinos Jrs y Quilmes fueron los primeros en descender. Argentinos Jrs fue desalojado de su estadio por alquileres impagos y el Ferrocarril del Pacífico desmanteló el estadio y embargó sus estructuras de hierro y tablones. La situación, que no podía ser peor, colocó al club al borde de la desaparición.

En 1939 se alquiló el predio de Médanos y Boyacá (a 600 m. de la cancha anterior), y se llegó a un acuerdo con el Ferrocarril del Pacifico para rescatar el material embargado y comenzar la construcción de un modesto estadio.
Vista aérea (circa 1938), cuando ya no estaba la cancha de Av. San Martín ni se había construido la de Boyacá.
Primer partido oficial (2a división) : 27 de abril de 1940. Argentinos Jrs 2 - Barracas Central 1.
Primer gol de Argentinos Jrs en Médanos y Boyacá (27 de abril de 1940).
Inauguración del estadio de Médanos y Boyacá (27 de abril de 1940).
Argentinos obtuvo el campeonato de segunda división de 1940, pero la AFA le negó el ascenso con el argumento que el estadio no estaba en condiciones. Argentinos sólo recibió una magra compensación económica contra certificados de obras en el estadio.
Almagro 2-1 Argentinos Juniors (28 de diciembre de 1940). Argentinos obtuvo ese día el campeonato de 2ª división. Lo hizo en el estadio de Almagro en Fraga y Estomba, el mismo solar que había ocupado Argentinos entre 1913 y 1924.
En 1948 Argentinos lideraba el campeonato de segunda división cuando una huelga de jugadores obligó a suspender el torneo. La AFA digitó el ascenso de Atlanta y Ferro Carril Oeste (descendidos los dos años anteriores), y volvió a postergar a Argentinos. Finalmente ganó el campeonato de 1955 y volvió a primera división al cabo de 18 años.
Primer partido (1a división) : 20 de septiembre de 1956. Argentinos 3 - Estudiantes LP 0.
Vista aérea (circa 1965).
El estadio contaba con tres tribunas. Dos laterales, la oficial (sobre Boyacá) y la visitante (sobre Gavilán), y una pequeña cabecera sobre Juan Agustín García que usaba la parcialidad local. La cabecera sobre la calle San Blas originalmente no tenía tribuna. Luego se montó una pequeña gradería a comienzos de los años '60, pero fue desmontada a principios de los '70.
Vista de la tribuna oficial sobre la calle Boyacá (circa 1955). 
Argentinos Jrs 3-1 Boca Jrs (20 de septiembre de 1959).
Argentinos 2-0 Chacarita (8 de mayo de 1960). En el fondo la tribuna cabecera local sobre la calle San Blas (que se desmontó a principios de los años 1970).
Tribuna visitante sobre la calle Gavilán (8 de mayo de 1960).
Los motes con los que se conoce a Argentinos Juniors se popularizaron por los titulares de dos diarios en la década del 50. Clarín tituló: "Picaron los bichitos colorados", y el desaparecido El Líder, tras una goleada a Defensores de Belgrano, destacó: "Arrasó el Tifón de Boyacá" en alusión a la ubicación del estadio.
Argentinos 0-0 Racing (14 de octubre de 1962). El arquero Toledo es retirado del campo de juego .
Vista de la tribuna oficial sobre la calle Boyacá (circa 1970). 
En este estadio Argentinos no obtuvo títulos en primera división. En 1960 obtuvo un meritorio tercer puesto (peleó el campeonato hasta las últimas fechas).
Vista de la cabecera sobre la calle Juan A. García (circa 1970).
En este estadio jugó su primer partido en primera división Diego Armando Maradona. El 20 de octubre de 1976, a los 15 años de edad, ingresó al comenzar el segundo tiempo del partido que Argentinos Jrs. perdió 1 a 0 contra Talleres de Córdoba.
Primer partido de Diego Maradona en Primera División (20 de octubre de 1976).
Este video recupera las imágenes de aquel día:

Un taquito de Diego frente a la platea de la calle Boyacá (circa 1976).
En 1983, y luego de la venta de Diego Maradona al Barcelona, Argentinos armó un equipo de figuras. El técnico era Ángel Labruna, quien aconsejó no jugar más en este estadio pues las reducidas dimensiones del campo de juego atentaban contra las posibilidades deportivas del equipo.
Último partido (Argentinos Jrs.): 12 de junio de 1983, Argentinos Jrs 2 - Temperley 1.

El estadio se siguió usando en torneos del ascenso. En 1984 lo usó Sportivo Italiano para sus encuentros de local en el torneo de 1ª B. El último partido fue en 1985 en el torneo de 1ª C:
Último partido (oficial): 2 de marzo de 1985, Colegiales 2 - San Telmo 1.
Vista de la tribuna visitante sobre la calle Gavilán (circa 1990).
Foto aportada por www.Excursio1910.com.ar /@excursio1910.
Argentinos Jrs no dispuso de un campo propio durante más de 20 años. El 26 de diciembre de 2003 inauguró un estadio de cemento armado denominado Diego Armando Maradona, en la misma ubicación de la vieja cancha de madera de Boyacá
Vista del estadio de Argentinos Juniors (circa 2010).
A fines de 1934, la redacción de la revista Caras y Caretas encomendó a Emilio Dudeló una serie de artículos sobre los orígenes de los 14 equipos de fútbol que ese año completaron el torneo de la Liga Argentina. Cabe notar que, en aquel tiempo, la mayoría de los clubes tenía menos de 30 años de antigüedad y varios de sus fundadores fueron entrevistados. No fue una tarea de investigación (hay datos errados), sino de compilación de lo que hasta ese momento sólo eran anécdotas que se transmitían por tradición oral. Con el tiempo, estos artículos se convirtieron en documentos esenciales que ayudaron a preservar la rica historia del fútbol en la Argentina.

Se transcribe a continuación el artículo completo correspondiente a la Asociación Atlética Argentinos Juniors:
En este link podés descargar el PDF del artículo original con fotos.

Como verdaderos gitanos ambularon por Villa Crespo los fundadores de Argentinos Juniors
De "Los mártires de Chicago" a "Los Argentinos Unidos de Villa Crespo". – Unos gitanos del fútbol . – De baldío en baldío dieron por fin con su actual campo de deportes. – Pobreza franciscana de los primeros años. – Fusionado con Atlanta. – Los hombres de ayer y los de hoy.

Una tendencia ideológica los unía al nacer

UN grupo de muchachos, obreros todos ellos de la industrial barriada de Villa Crespo, se reunía todas las tardes en una esquina solitaria de la que es hoy avenida San Martín, y que era por aquel entonces el simple trazado de la populosa arteria en el damero de terrenos baldíos que cruzaba. ¿De qué hablaban aquellos muchachotes? De todo. A las ideas imbuidas del idealismo espejista de Marx, seguía en la polémica ardorosa la discusión sobre el momento de la política ugartista que imperaba en la Provincia. El suceso de Chicago era para aquellos obreros en formación, un obsesionante motivo de conversaciones y de polémicas. Todos ellos en el fondo, más que socialistas en ciernes o anarquistas en incubadora, eran en realidad unos simples aficionados al fútbol, pues alrededor de ese gravísimo problema deportivo derivaban siempre las libertarias discusiones que no eran más que un simple ideal que los unía, aunque en rigor lo que los unía era el popular deporte. Acoplados así los muchachos aquellos en una comunión espiritual y práctica, resolvieron crear un club, que, a más de servirles de expansión espiritual, les agrupara para jugar los domingos, días feriados y muchos otros de la semana en que de común acuerdo resolvían cambiar por una pelota las herramientas de trabajo.

Nacen así "Los mártires de Chicago"
FUE así que resolvieron darle un nombre a la importantísima entidad deportiva, y el nombre que mejor cuadraba a sus ideales fue el de "Los Mártires de Chicago". Este nombre nada tenía por cierto de futbolístico, aunque en verdad ese fuera el motivo principal de la agrupación. Algún tiempo lucharon los muchachos con ese nombre como bandera de la institución, pero poco les duró el pomposo título, pues les llegó la hora de arriar el barrilete de su idealismo para llegar a la realidad práctica, ante el mostrador de un fabricante de sellos de goma, quien les hizo ver con argumentos sólidos, que con semejante título no iban a ninguna parte, y que lograrían, en cambio, dormir más de una noche en los calabozos de alguna comisaría, por propalar ideas destructoras y contrarias a la sociedad en que debían actuar, disfrazados de jugadores de fútbol. Claramente se vio que primaba en aquellos muchachos el deporte sobre Marx y su ideología, porque renunciaron a continuarse llamando "Los Mártires de Chicago", por el convencimiento de que ni ellos eran mártires por ninguna causa, ni Chicago se preocupaba en absoluto de ellos. Después de discutir un poco, pues de la discusión nace la luz, según algunos, resolvieron llamar al club "Argentinos Unidos de Villa Crespo". Los mártires pasaron a ser "Argentinos Unidos", y Villa Crespo sustituyó sin esfuerzo alguno a Chicago.

Queda fundada la Asociación Atlética Argentinos Juniors

Y el cuatro de agosto de 1904, aconsejados por el mismo fabricante de sellos, abreviaron el nombre que fuera en «n principio "Asociación Atlética y Footbalística Argentinos Unidos de Villa Crespo", fundando la "Asociación Atlética Argentinos Juniors" que hoy, próspera y progresista, es el orgullo de la "hinchada" de Villa Crespo, que la vio nacer y desarrollarse entre fatigas, luchas y desvelos de sus fundadores, y de sus dirigentes de ayer y hoy.

Quiénes fueron los fundadores

HAY un cuadro de honor en los salones del club en la calle Paramaribo a pocos metros de la Avenida San Martín, en el que constan los nombres de los gestores de esta entidad deportiva. Fueron ellos Leandro R. Bianchi, fallecido, Julián Ducasse, Francisco Demarco, Luis Cagnoli, A. Domingo Agostini, Vicente Pirro, Alberto Sifredi, Juan C. Crubellati, Luis Cavatorta, Ángel Cagnoli, Ernesto Capurro, Carlos Braga y José Agostini. Los colores que primaron en la ropa fueron el rojo de las camisas y el blanco de los puños y cuello. Las primeras camisas fueron hechas por la madre de uno de los fundadores del club, la señora de Ducasse. Posteriormente, este uniforme se transformó, y la camisa fue cambiada por la actual camiseta roja cruzada por una banda blanca.

Verdaderos gitanos del fútbol

POCA suerte tuvieron aquellos muchachos al iniciar sus prácticas de fútbol. Cancha, o terreno baldío mejor dicho, que arreglaban para jugar, adquiría, por acto de encantamiento, una inexplicable e imprevista valorización y se remataba, y los nuevos dueños resolvían edificar. Raro es el terreno de Villa Crespo sobre cuyo pastito no hayan "shoteado" los muchachos de "Los Mártires de Chicago", y después los socios de "Argentinos Juniors". La situación financiera era tan precaria, que debían reunir moneditas de cinco centavos para costear los gastos de conservación de la primera pelota, que les costó cuatro pesos con noventa centavos. La primera cancha en que lograron jugar un tiempo más o menos largo, fue la que hicieron en unos terrenos sobre la avenida San Martín, pero de allí tuvieron que ir a dar a Villa Ballester. Cómo sería el amor al deporte, que no obstante la distancia, se ahorraban los "diez guitas" del "bondi" y se largaban a "patacón por cuadra" para poder sufragar los gastos de los "tientos", los "parches" y las "engrasadas" de la heroica pelota que los acompañaba en sus primeras andanzas de verdaderos gitanos futbolistas. No tenían ni red, ni arcos, ni camisetas. Jugaban de saco, y recorrían largas distancias para hacerlo, pero tenían una fe enorme en aquel deporte. A los seis meses lograron alfajías para suplantar las latas vacías con que indicaban los arcos, y habían tejido con sus propias manos las alquitranadas redes para que se conservaran. De Villa Ballester, luego de haber permanecido algún tiempo en el barrio donde nacieron, saltando de baldío a potrero y de campo abierto a otro baldío, lograron un terreno propicio en Gaona y San Martín, Eso fue allá por 1907. En 1911 la suerte ambulatoria los llevó a Estomba y Montenegro, donde debieron cederle paso al progreso de aquella barriada y volver su gitana andanza hacia nuevas canchas improvisadas. Recién en 1925 el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico — nuevo propietario de aquellos campos de Pintos — les cedió el terreno que aún ocupa el campo de deportes de Argentinos Juniors con carácter precario.

Malos momentos del club

NO obstante el entusiasmo con que aquel puñado de muchachos dedicó todos sus afanes al club, la indiferencia de Villa Crespo, prestó poco calor a la iniciativa, y el club tuvo muchos años de amargo vivir ante la indiferencia general y la sordera de los que le podían prestar ayuda pecuniaria al club, que luego ha sido orgullo de la barriada. Dentro de la misma institución se tuvo que luchar con las camarillas derrotistas, y gracias únicamente a un grupo de dirigentes de indomable voluntad y de fe absoluta en los destinos de la institución, ha podido sobreponerse a los malos momentos, Hoy, aquel club que deliberaba en los bancos de la carpintería de los hermanos Bruno, Tomás y Juan Tenconi, posee modernas instalaciones en un amplio y confortable local, no obstante no estar aún definitivamente instalado, y no contar con una sala amplia para sus asambleas de socios que deben por ahora realizarse gracias a la gentileza de los propietarios de los cines del barrio.

Un tiempo unidos con el Club Atlanta

ARGENTINOS Juniors debió fusionarse en 1934 con su similar, el Club Atlético Atlanta. Como corolario de una serie de reuniones, celebradas por los presidentes de diversas instituciones que componían la Liga Argentina de Football con el fin de llegar a moralizar el deporte, se resolvió disminuir el número de clubs que integraban ese organismo. Con el fin de levantar el "standard" de juego y una mayor obtención de beneficios económicos para las instituciones que restarían en la Primera División, se resolvió fusionar a los clubs Talleres y Lanús, y Atlanta y Argentinos Juniors. La Liga colocó a estos cuatro clubs en el dilema de fusionarse o desaparecer y ante esta imposición. Argentinos Juniors, que supo siempre acatar las disposiciones de las entidades a que estuvo afiliada, acató como Atlanta, la disposición, y se fusionó. Esa misma disposición de la Liga marcó el descenso de categoría a dos meritorias instituciones, los clubs Tigre y Quilmes que hace poco han vuelto a incorporarse a primera división. Una de las razones de su lento progreso ha sido sin duda en Argentinos Juniors, la consecuencia de sus dirigentes con las instituciones amigas, y su permanencia fiel a la extinta Asociación Argentina.

Hombres del club que luchan por su existencia

VARIOS han sido los presidentes que han "echado el resto", como vulgarmente se dice, en beneficio de este club al que han tomado ya tanto cariño los "hinchas" de Villa Crespo. Uno de ellos ha sido sin duda Teófilo Pebe, que en varios períodos desempeñó cargos directivos. También dejaron unido su nombre a la institución, don Nicolás Capeci, don Juan Molinari y don Hermenegildo Gatti, que en épocas difíciles fueron los organizadores e integrantes de la comisión de fútbol, con don Manuel Malosetti. Tampoco es posible olvidar en esta crónica a don Luis de la Peña y a don Carlos J. Bellino, distinguidos médicos que en todo momento pusieron su actividad, su entusiasmo y su ciencia al servicio de la institución y de los asociados. Don Héctor Moreyra Castro y don Luis Molfino, han sido eficaces colaboradores del triunfo de muchos jugadores del club, así como don Pablo A. Zanzoterra y don Alberto Demartino. Entre los jugadores bueno es recordar que han desfilado grandes hombres por los cuadros de primera división, entre ellos Américo Nardi, cuyo nombre es siempre recordado en el club, como la mayor esperanza de Argentinos Juniors y que fatalmente ha debido abandonar el deporte por las heridas sufridas en un encuentro defendiendo los colores del club; Di Paola, Fossati, Giachetti, Loncan, López, Lobianco, Solano, Vichera, Gelmi, Bottini, Méndez, Meraldi, Vivaldo, Capellini, Rufo, Spadaro, Fernández, Rivas, Luna, Jerez, Saavedra, Padilla, Rotman, Pardiez, Losavio, Tabares, Tarrio, Padilla, Roverano, Bongiovanni, Maggi, Vernieresj Spitale, Saccone, Pietracuppa, etc.

El momento actual de Argentinos Juniors

DESVINCULADO de su fusión con Atlanta, Argentinos Juniors ha entrado en un período de franca actividad progresista. Rehechos sus cuadros de fútbol, nuevamente se apresta a defender sus colores con el brío y entusiasmo que, no obstante sus malos momentos, le permite tener en la actualidad un capital social de pesos 81.184,07. En las últimas elecciones, la asamblea eligió una comisión directiva que se ha propuesto dar al club el impulso necesario para que en brevísimo tiempo pueda llegar a codearse con sus hermanos mellizos del deporte.§

5 comentarios:

  1. Hola amigo de Viejos Estadios, la foto en colores que abajo dice "Vista de la tribuna visitante sobre la calle Gavilán (circa 1980)", la tomé yo. Debe ser entre el 88 y 92 si no recuerdo mal. En ese momento vivia a la vuelta de la cancha. Muy bueno el blog. Soy www.Excursio1910.com.ar y @excursio1910.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el aporte. Por supuesto, ya incorporé el crédito a la foto correspondiente.

      Eliminar
  2. Hola en el libro de Colegiales hay 3 fotos del aquel partido de 1985 y en De Martires a Bichos una foto central con la evolución de la cancha entre 1997 y 2003. Saludos, muy bueno tu trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante informe. Desconocía que haya existido una tribuna cabecera sobre la calle San Blas.
    Es más, nunca se observó espacio suficiente allí para tal fin.
    Después de inaugurada la cancha de cemento, se hablaba de construir los palcos sobre aquella calle, pero por lo visto, el proyecto fue abandonado.

    ResponderEliminar

Si tenés fotografías que te gustaría subir a este blog, mandalas por Twitter a @ViejosEstadios