Entrada destacada

El ciclo de vida de los estadios

Construir, remodelar, demoler y volver a empezar… Una monografía sobre el ciclo que recorren todos los estadios deportivos.  Índice 1. P...

La Heráldica en el fútbol

¿Cuál es el origen ancestral de los diseños clásicos de camisetas de fútbol?

El origen de las divisas deportivas puede rastrearse hasta las justas y torneos medievales de hace 1.000 años (siglo XI).

En los elementos básicos que reglan la Heráldica, encontramos los fundamentos de los diseños de las camisetas de fútbol (y demás deportes).

Los escudos se identifican por su origen. La mayoría de los equipos argentinos de 1ª división adoptaron alguna de estas formas típicas.

El escudo polaco (como el de River Plate) se denomina también “piel de toro”, pues representa el cuero estirado del animal.


Los colores básicos se dividen en 2 metales (oro y plata) y 4 esmaltes (gules, sable, sinople y azur). Se asimilan a los colores primarios.

Los colores de los equipos argentinos de 1ª división son combinaciones de los metales y esmaltes de la heráldica (hoy no quedan tricolores).

En los escudos de armas, estos símbolos geométricos simples son los “honorables”: faja, palo, banda y cabria, más sus inversos y variantes.

La mayoría de los equipos argentinos de 1ª división hoy usa camisetas con rayas verticales (palo). Así era la camiseta roja y blanca del mítico Alumni.

El palo simboliza la jurisdicción (el límite) y el “empalado” resembla las lanzas de un ejército dispuesto a entrar en combate.

El empalado es el diseño clásico del Football Association, aunque en selecciones sólo la Argentina y Paraguay lo adoptaron permanentemente.

La faja semeja el ceñidor con el que los caballeros medievales ajustaban la coraza de sus armaduras.

Las fajas horizontales hoy se encuentran más asociadas con el Rubgy Union. Celtic Glasgow y Sporting Lisboa son honrosas excepciones.

Boca Juniors tomó sus colores en 1906 de la bandera de un barco sueco, pero recién en 1913 lució la faja (antes usó la barra).

Barcelona usó en 2015/16 una divisa enfajada ¿te gustaría que Boca Juniors experimentará con una camiseta a rayas horizontales?

La banda es el tahalí que sujetaba la espada. De derecha a izquierda para desenvainar con la diestra. Su inverso —la barra— es para zurdos.

En heráldica la camiseta de River Plate es una barra (para zurdos). Premonitorio de grandes jugadores “siniestros” que pasaron por el club.

La cabria (o chevron) significa protección pues semeja un techo. Toma su nombre de la forma de la pata de la cabra.

Algunas corporaciones internacionales usan el chevron (o su inverso) como isotipo. En uniformes militares indica el grado.

El primer equipo de fútbol que usó el chevron fue el Manchester United en la final de la FA Cup de 1909 (derrotó 1 a 0 al Bristol City).

En 1933 un tendero le habría ofrecido a Vélez Sarsfield este diseño, pues un equipo de rugby nunca retiró el pedido.

El chevron es el diseño clásico del Rugby League, una variante de 13 jugadores muy popular en Islas Británicas, Australia y Nueva Zelandia.

El Aierdronians de Escocia lleva el mote de los Diamantes, pues el chevron se repite en el frente y la espalda de su camiseta.

Hasta 1949, antes de que se usaran números, Vélez también lucía el chevron adelante y atrás. ¡Linda idea para una camiseta retro!

El escudo de Vélez podría tomar elementos de la heráldica para incorporar su mote de El Fortín. Este blasón francés provee un buen ejemplo.

Ahora que somos expertos en heráldica futbolística, ¿quién reconoce a qué equipos del ascenso argentino irían a alentar estos caballeros?

Sin duda, estos caballeros van a Munro, para ver el duelo entre Cole y el Bohemio.

En búsqueda de la pelota perfecta

Reseña de la evolución de la pelota de fútbol.


Hasta mediados del siglo XIX, las pelotas de fútbol eran una vejiga de cerdo inflada a pulmón y recubierta de cuero.


No era posible fabricar una pelota esférica. Su contorno irregular era más apto para jugar con las manos que con los pies.

Los primitivos balones podían estallar al ser pateados. Proliferaron entonces muchas variantes del fútbol que usaban las manos.

A mediados del siglo XIX, Charles Goodyear perfeccionó la vulcanización de la goma. En 1855 fabricó un balón de fútbol.

Richard Lyndon fabricaba pelotas en Rugby. En 1862 desarrolló la cámara de goma para reemplazar las vejigas de cerdos.

A partir de ese momento fue posible manufacturar consistentemente pelotas de igual forma.

Los adelantos en la fabricación de balones impulsaron la estandarización de las reglas del juego a partir de 1863.

La cámara de goma se inflaba por un tubo (piripicho), que se doblaba y ataba para evitar que se desinflara (no tenía válvula).

La pelota tenia una boca en la que se metía el piripicho y luego se la cerraba mediante un cordón de tiento.

El tiento seco era filoso y podía ocasionar cortes. Algunos jugadores usaban gorro o boina para protegerse al cabecear.

Hinchar (inflar) una pelota de fútbol requería gran experiencia. Un balón mal inflado adoptaba la forma de una “pera”.

En la década de 1910 el modelo más popular de balón tenía 8 gajos longitudinales (similares a una naranja).

En la década de 1920 se impuso el modelo Players (y el Globe) de 12 gajos. La preferida de los argentinos.

Otra pelota de aquellos años era la Wembley, o modelo T por la forma de sus 12 gajos. La preferida de los uruguayos.

La final del mundial de 1930 se jugó con 2 pelotas. El 1er tiempo con la Players (escocesa) y el 2do con la Wembley (inglesa).

En los años ‘30 se usó un sistema de boca redonda sin tiento, que usaba una palanqueta para esconder el piripicho dentro del balón.

En 1931 se inventó en Bell Ville (Córdoba) la Superball, la 1er pelota de fútbol “sin boca” que usaba una cámara con válvula.

Los inventores no ahorraron esfuerzos en promocionar la Superball, pero no lograron que fuera adoptada rápidamente.

Eliminar la boca fue un gran adelanto para el fútbol, rugby, básquet y voley, pues atenuó las trayectorias irregulares de la pelota.

En el football americano se siguen usando pelotas con boca, pues sus costuras se usan para dar efecto al balón al lanzar un pase.

La primera Superball era un modelo de 12 gajos, semejante a la Players de la década de 1920.

En el Mundial de 1934 el nacionalismo imperante en Italia impuso una pelota local, la Federale de 13 gajos con boca y cordón de algodón.

En los juegos olímpicos de 1936 en Berlín, todavía se usó una pelota con boca redonda.

En el Mundial de 1938 en Francia se usó la Allen local, de 13 gajos con boca, cordón de algodón y cámara con válvula.

La segunda guerra mundial impuso un paréntesis en la evolución del fútbol en Europa. Su desarrollo continuó en Sudamérica.

En la Argentina surgieron competidores de la Superball, como La Criolla sin tiento.

En el mundial de 1950 en Brasil, la pelota oficial fue la Superball argentina (pero fabricada localmente).

La Superball de 1950 era el modelo doble T (por la forma de 2 gajos). El uso de pelotas sin boca se impuso en todo el mundo.

La compañía Superball tuvo que cambiar su marca comercial a Superval, probablemente por problemas en el registro.

En el mundial de 1954 en Suiza se usó la World Champion, un balón local de 18 gajos rectangulares.

En el mundial de 1958 en Suecia se usó la Top World, un balón local de 24 gajos rectangulares.

En el mundial de 1962 en Chile se usó la Crack local de 18 gajos, aunque algunos partidos se jugaron con pelotas europeas.

En el mundial de 1966 en Inglaterra se usó la Slazenger Challenger de 25 gajos, un modelo muy similar al usado en Suecia.

En 1968 se introdujo en los campeonatos argentinos la Pintier de 12 hexágonos y 6 cuadrados, que marcó toda una época.

En 1968 Adidas introdujo su legendario modelo Telstar en los campeonatos de selecciones de Europa y olímpico de México.

El nombre Telstar proviene del primer satélite experimental de telecomunicaciones, lanzado al espacio en 1962.

El modelo Telstar combina 12 pentágonos con 20 hexágonos. Fue el balón del mundial de 1970 en México y 1974 en Alemania.

La Telstar es el ícono del fútbol. Los logos de los Mundiales incluían su diseño aunque se jugara con otro (recién se alineó en 1998).

Algunos grandes trofeos internacionales se inspiraron en los modelos de balones favoritos de épocas precedentes.

Circunferencia (68-70 cm.) y peso (410-450 gr.) de una pelota no cambian desde 1872 (regla#2), pero la búsqueda del balón perfecto continúa.